«No se puede hablar de otra medida que no sea un paro nacional»

Pablo Micheli, titular de la CTA Autónoma, sostuvo que la medida de fuerza «debería ser en los primeros 10 días de junio» y agregó: «Este veto es un cachetazo a los trabajadores· Este gobierno vuelve a demostrar que es un gobierno de ricos para ricos».

El titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, dialogó con El Fin de la Metáfora por Radio Del Plata y se refirió al polémico veto de la ley antidespidos, sobre el cual consideró que «la respuesta debe ser contundente». «Después de una marcha como la del 29 de abril no se puede hablar de otra medida que no sea un paro nacional», afirmó.

«Este veto es un cachetazo a los trabajadores. Este gobierno vuelve a demostrar que es un gobierno de ricos para ricos», explicó Micheli, a la vez que agregó que habló con Hugo Moyano y que le dijo irán a «un paro nacional» pero que la fecha se la pondrán en «la semana entrante».

Sobre la fecha exacta del paro, también opinó: «Debería ser en los primeros 10 días de junio, eso es lo que quedamos en debatir con las organizaciones propias, me pareció una decisión prudente. Esta semana tiene que ser fijada la fecha del paro».

«Queremos cuidar la unidad de las 5 centrales, si no sale un paro y sale un marcha lo veremos. En principio ayer me fui hablando con (Hugo) Moyano cuando terminó la mini reunión antes de dar la charla en el panel. En un momento se puso acalorado porque no nos poníamos de acuerdo», contó Micheli.

«Hoy no se puede decir que estamos mejor que el 10 de diciembre», aseguró Micheli sobre la actualidad política y económica del país, a la vez que sostuvo que «es notorio» como «los gremios industriales estaban mejor en el gobierno anterior, tenían más trabajo y menos preocupación por los despidos». «El macrismo ha descargado un ajuste brutal sobre la espalda de los trabajadores», agregó.

Asimismo, manifestó que «hay una diferencia notoria entre el poder adquisitivo» que tenían los trabajadores a fines del año pasado respecto a lo que se está viviendo ahora». «En algunos casos es casi una situación desesperante», añadió.

Finalmente, se refirió al rol de Jaime Durán Barba, quien en las últimas horas dijo que la visión de que hay gente muriéndose de hambre es falsa: «Lo de Durán Barba me parece una falta de respeto absoluto. Lo contrataron los gobernantes más poderosos que dejan mucho que desear. Una cosa es que ayuden a ganar elecciones porque tenemos una crisis en nuestros países y otra cosa es que sea un buen asesor económico, no me da ninguna garantía y los resultados están a la vista. Se ha tomado el atrevimiento de creerse un gurú que puede ser impune para decir lo que quiere. Expreso mi repudio».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *