¿Estoy realmente preparado para adoptar una mascota?

El hecho de adoptar a un animal es una de las mejores decisiones que se pueden tomar en la vida. Ganar un amigo fiel que nos acompañará en cada paso que demos, puede aportar mucho en nuestra vida. Rescatar a un perro o gato de un refugio significa salvar una vida y liberar espacio para que otro pueda llegar allí. Sin embargo, antes de adoptar una mascota es necesario plantearse si podremos afrontar su cuidado. Para esto es imprescindible estar comprometidoy hacer una reflexión serena y con responsabilidad.

Señales que indican que estás listo para adoptar una mascota

La cama parece demasiado grande
Ya sea si duermes solo o en pareja, es posible que en algún momento de la vida te plantees que existe mucho espacio de sobra. ¿Por qué resistirse a la comodidad de acurrucarse junto a un perro o un gato en las noches frías de invierno? Se ha comprobado que dormir junto a una mascota reduce el estrés y mejora el bienestar general.

Disfrutas de acariciar mascotas de otras personas
Si no puedes dejar de acariciar a todo animal que se te cruza por el camino, entonces es probable que estés más que listo para darle amor a uno propio. Es una muy buena alternativa conocer nuevos amigos en el vecindario, pero si no dejas de mirar boquiabierto a cada uno que se cruza por la calle, tal vez sea hora de adoptar una mascota propia.

Quieres transformar tu casa en un hogar
Para muchas personas su casa no es un “hogar” hasta no recibir en ella a un amigo de cuatro patas. Si tienes un lugar asegurado donde vivirás por al menos unos años, quizá sea tiempo de que compartas tu casa con un nuevo compañero. Nadie hará de una casa un lugar tan divertido como una mascota.

Responsabilidades que debes considerar antes de adoptar
Si bien no hace falta ser millonario para mantener a un animal, es importante tener el suficiente sustento económico como para alimentarlo y llevarlo al veterinario siempre que resulte necesario.

Animales como los perros requieren de atención y pasar tiempo acompañados. Por eso lo ideal es contar con al menos un par de horas al día para pasearlos y jugar con ellos. Si pasas mucho tiempo fuera de casa, es probable que el animal tienda a deprimirse y querer escapar. Aunque ciertas mascotas como los gatos suelen ser bastante independientes.

Los animales son muy divertidos, pero también requieren mucho trabajo. Es importante estar preparado y ser realista sobre el compromiso que conlleva.