La comunicación en los gatos, ¿cómo se expresan?

Si tenés un gato en casa, habrás observado algunos gestos por su parte, como si quisiera decirte algo. ¿Cómo es la comunicación en los gatos?

Aunque suele pensarse que los gatos son misteriosos y enigmáticos, en realidad suelen ser muy comunicativos y expresivos. De la misma manera que los seres humanos, han logrado desarrollar a lo largo del tiempo todos sus sentidos. Mientras algunos ejemplares prefieren expresarse utilizando el lenguaje corporal, el cual por cierto suele ser muy exacto y sencillo de descifrar, otros optan por los maullidos. La comunicación en los gatos es realmente interesante y te ayudaremos a descifrar qué es lo que tu felino intenta decirte.

La voz: un aspecto fundamental de la comunicación en los gatos

Se ha comprobado que los felinos tienen la gama más amplia de comunicación vocal existente en todas las especies de carnívoros. Un gato puede utilizar su voz para comunicarse con sus parientes gatos, para aparearse, cuando intenta defenderse de una amenaza o para interactuar con sus humanos.

El gato se comunica mediante el maullido, el ronroneo, gruñendo, aullando, gimiendo o parloteando. La intensidad, el tono y la frecuencia del maullido son fundamentales para entender sus emociones y necesidades.

El lenguaje corporal en felinos

Sus orejas

Cuando un gato lleva sus orejas hacia adelante quiere decir que se encuentra en estado de alerta, que algo le despierta mucho interés o que se siente feliz. Si, por el contrario, las orejas están sujetas hacia los lados o hacia atrás, es probable que se encuentre asustado.

Su espalda

Es normal que los felinos curven su espalda al recibir una caricia y esto claramente es una demostración de que les agrada. En cambio, si se encoje cuando recibe una caricia en su lomo, entonces quiere decirte que no desea contacto físico.

Su cola

Tanto los perros como los gatos suelen expresarse en todo momento con su cola. Cuando está levantada en el aire el animal está contento o en alerta. Si el pelaje se eriza, entonces algo lo está irritando o asustando. Y, por último, si tu mascota guarda su cola entre sus piernas, significa que esta avergonzado o ansioso debido a alguna travesura que ha realizado.

Sus ojos

Cuando las pupilas de un gato se agrandan o dilatan es porque el animal está inquieto o asustado. Seguramente en algún momento habrás notado que tu gato te mira de manera fija y cierra lentamente sus ojos. Este es un aspecto fundamental en la comunicación en los gatos y suele conocerse como “el beso del gato”, el animal lo hace como una señal de amistad y para evitar peleas.