Viaje a los orígenes de San Fco Solano

Ante un nuevo aniversario de Solano-Almirante Brown, es conveniente recordar que fue dentro de este territorio donde tuvo lugar el nacimiento de la gran comunidad solanense conformada por uno y otro lado de la avenida 24. José Arocena sostiene que: la sociedad local puede o no coincidir territorialmente con el municipio. Para reconocer a una sociedad como tal, esta debe contar con relaciones de interdependencia socioeconómicas y una historia común. Ambas características son cumplidas por nuestros “solanos”: Los de acá y los de allá, nos educamos y compramos (entre tantas otras actividades) de un lado y del otro de la vieja traza del Ferrocarril Provincial y es innegable que compartimos una historia común. ANTIGUOS PROPIETARIOS: Luis G. Barbieri en su libro Historia del Pueblo de San Francisco Solano y Villa La Florida nos cuenta que en el año 1773 el Convento de San Francisco de Buenos Aires compra a Félix de la Cruz el paraje denominado “Cañada de Gaete”, por su parte, los herederos de Don Juan de Ortiz hicieron donación al mismo Convento de las tierras comprendidas entre las actuales Burzaco y Claypole. Donde los religiosos realizaron algunas construcciones y plantaciones de frutales y hortalizas, lugar que era conocido como “Chacras de San Francisco”. Nobleza obliga aclarar que antes de Félix de la Cruz estas tierras tuvieron otros propietarios. En 1817 el Convento vende estos terrenos a Don Juan Rubio, quién a su vez las vende a Don Manuel Alejandro Obligado (participante de la Semana de Mayo y posteriormente vinculado económica y políticamente a Juan Manuel de Rosas). A su muerte lo hereda su hijo, el doctor Pastor Obligado que fue elegido como el primer Gobernador Constitucional de Buenos Aires, en 1853. A quién le sucede el hijo de este, Pastor Servando Obligado célebre, entre otras actividades, por ser el autor de las célebres “Tradiciones”, libros en los cuales volcó aspectos de su vida en esta comarca. A este lo hereda su hija Julia, quién contrajo matrimonio con Don Pedro Claypole. Por su parte Gabriel Gullotta en su libro San Francisco Solano: Una Historia para Contar (1580-1993) precisa la ubicación del núcleo central de la chacra de los Obligado delineado por las calles Humberto Primo, Avenida 24, calle 847 y Cala. Sobre la casa, dice que fue construida pensando en un lugar de descanso, aunque tuvo características de estancia ganadera y estima que en ella no habría más de 200 cabezas de ganado vacuno, lanar y caballar. Gullotta realiza una interesante observación al asentamiento de esta familia: con la llegada a estas tierras de Manuel Alejandro Obligado entramos en una época de transición entre la vieja propiedad colonial y la estancia más moderna. Con él y sus descendientes estas tierras permanecieron sin modificaciones sustanciales por 123 años, hasta la primer subdivisión, y no se vendieron por 131 años, hasta su primer loteo a particulares. En tanto en el libro Un Poco de Historia en Imágenes de San Francisco Solano, Barbieri señala que el 1º de diciembre de 1989, Solano Almirante Brown fue declarada localidad. En el año 2004, mediante la Ordenanza Nº 8.157 el Honorable Concejo Deliberante de Almirante Brown declaró  el 10 de marzo como fecha de celebración de la localidad por ser ese día de 1549 la fecha del natalicio del santo.